La Biblia es la Palabra de Dios, esa es la verdad a la que responde todo creyente, por lo tanto, debe ser un manantial del cual beba cada día todo hijo de Dios, para que su alma sea fortalecida en esperanza en este mundo afectado por el pecado 

Pero como todo ser humano sabe, el beber agua ya sea en un arroyo o con un vaso, requiere que se haga de forma correcta, si no habrá desperdicio, esfuerzo no aprovechado y sed permanente. Para lo anterior es preciso tener el conocimiento y las herramientas adecuadas para la tarea. 

Pues bien, tomar de las aguas de la Palabra de Dios implica tener los elementos que ayuden a esta labor de mejor forma, en donde de manera fiel se comprenda la unidad que toda la revelación divina tiene desde Génesis hasta Apocalipsis. Es sobre esto que trata el libro de James Hamilton, llamado ¿Qué es la teología bíblica? 

Este libro llega al español en un momento de gran una necesidad para América Latina, la que cada día es acechada por falsas enseñanzas, sumado al poco interés de muchos cristianos en la profundización del estudio de la Biblia, lo que ha dado lugar a muchas interpretaciones erróneas y abusivas de las buenas nuevas de salvación. 

A fin de evitar esta tergiversación de la revelación del Señor, se debe aprender de lo narrado en el libro de Hechos de los apóstoles cuando Pablo llegó a Berea, en donde se encontró con personas que iban a las Escrituras para validar sus enseñanzas, quienes sin duda debían entender lo que estaban leyendo, por lo que se debe asumir entonces, que estaban correctamente entrenados. Esto mismo debe suceder con los creyentes de este tiempo, deben procurar tener una base sólida y apegada a la interpretación ortodoxa de cientos de años del cristianismo. 

Para dar esos primeros pasos de entrenamiento, ¿Qué es la teología bíblica? debe ser un lugar en el cual iniciar el andar.  

Sobre el autor

James M. Hamilton Jr. es profesor de Teología Bíblica en el Seminario Teológico Bautista del Sur y pastor principal de Kenwood Baptist Church en Louisville, Kentucky. Es sin lugar a duda, alguien que conoce el tema del cual escribe. Permitiendo con este libro, que no solamente sus estudiantes del seminario lleguen a una comprensión correcta de la Biblia, también abre esa oportunidad a todo creyente. 

Sobre el libro: ¿Qué es la teología bíblica?

Este libro consta en su versión impresa de 134 páginas, siendo corto para el tema que trata, pero eso no significa que sea de mala calidad, pues aunque básico e introductorio en la teología bíblica, a través de su escritura sencilla y fácil de seguir, permite que los poco formados en la materia obtenga un conocimiento que les proporcionará una visión clara de la Biblia, asegurando esto que su lectura del mensaje de Dios sea vivo y congruente en su totalidad; y para los ya estudiados en el tema, les ayudará a refrescar elementos que con el paso del tiempo suelen esconderse en la bóvedas de la memoria. 

El escrito está compuesto de 13 capítulos, los cuales se han agrupado en cuatro secciones. La primera es una introducción sobre la naturaleza y necesidad de la teología bíblica, mostrando como a lo largo de la historia el no tener claridad en este tema ha dado origen a acercamientos incorrectos a la Palabra de Dios, teniendo como resultado creyentes instruidos en formas que no glorifican a Dios y por consiguiente, sus propias vidas son una expresión de esa mala doctrina que roba la alabanza al Señor y/o muestran conductas contrarias al evangelio, dando un testimonio despreciable ante los no creyentes. 

La siguiente agrupación de temas muestran la gran historia que es narrada desde Genesis hasta Apocalipsis. Hay una trama en todo el escrito del Señor, con personajes buenos y malos, tensiones, conflictos, episodios y por supuesto, un gran tema central: Cristo. Comprender estos aspectos de la narración bíblica abre la mente hacia todo lo que sucede en la creación, el entendimiento es informado para que comprenda el contexto de la vida, como todo transciende al ser humano, como todo apunta a la gloria de Dios. 

Luego de entender el gran guion de la trama que rodea y de la que se es actor secundario (Cristo es el protagonista), James Hamilton introduce en símbolos, imágenes, tipologías y patrones, todos estos son elementos que enlazan cada parte de la Biblia, son las secciones del rompecabezas que permiten sostén a una parte con otra y con otra… y con otra, hasta tener el dibujo en su plenitud. 

Pero toda historia de caballeros en armadura tiene una dama a la cual rescatar y por la que se pelea ferozmente; si Cristo es ese paladín, entonces Su Iglesia es la doncella en peligro. Es así que la última parte del libro está enfocada en la Iglesia, en como todo la trama y el universo simbólico de la Biblia, afectan a la novia del Cordero que está en esta tierra como peregrina, andando día a día, un paso y otro, hasta la nueva Jerusalén. 

Si las secciones antes señaladas ya son en  mismas una riqueza en entendimiento de la Palabra del Señor, el autor presenta al final del libro una lista lecturas adicionales recomendadas para profundizar en el estudio de la teología bíblica y de la Biblia. 

Conclusión

No resta más que indicar que este libro es una riqueza de interpretación bíblica, que ayudará a entender el mensaje de la Escritura y a la vez, encenderá ese deseo de profundizar en cada elemento que el único y verdadero Dios decidió plasmar en Su revelación. Como en los primeros párrafos de esta reseña se indicó, ¿Qué es la teología bíblica? es un buen lugar para comenzar a caminar en una mejor comprensión de la Biblia. 

Artículo anteriorRESEÑA – El ganador de almas
Artículo siguienteEsposos orgullosos
Rudy Ordoñez
Rudy Ordoñez vive en Tegucigalpa, Honduras; está casado con Ehiby, es padre de Benjamín y Abigail, es parte de la Iglesia Presbiteriana Gracia Soberana, en proceso de ser ordenado como pastor gobernante. Apasionado de la iglesia local, historia de la iglesia y apologética. Además, lee y escribe un poco de todo; y trabaja en el sector bancario en el área de Analítica y Gobierno de Datos. Colabora en Soldados de Jesucristo coordinando del equipo de traductores. Los puedes seguir en twitter: @ordonez_rudy