Hace varios años atrás, en el instituto donde estudiaba aquí en Argentina, un profesor me había pedido hacer un trabajo practico sobre el clásico libro titulado Evidencias que exigen un veredicto. Estudiarlo fue asombroso, pero siempre que lo recomendaba a algún amigo no creyente, ¡ni siquiera se tomaba el trabajo de leerlo por la cantidad de paginas que tenía!

Eso suele pasar. Hoy en día los lectores incrédulos tienen poco tiempo, poco interés y poca disposición. Por lo tanto, Geoff McIlrath, junto con Editorial Peregrino, han acertado al sacar este breve pero conciso libro sobre el porqué de creer en Jesucristo.

Las ventajas del libro

Si tú estás orando por alguien que no conoce al Salvador, y quieres convencerle sobre lo glorioso de Su persona, bien puedes comprar este libro y regalarlo con toda confianza. Sabemos que la gente no se convierte por argumentos lógicos. El libro es de género apologético, pero la apologética no salva a las personas, el evangelio lo hace. Y McIlrath entiende eso. Por ello, él hace presentaciones claras del evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Por ejemplo, organicé el material de tal forma para que podamos observar juntos una de sus presentaciones de las buenas nuevas:

  • Dios es Santo

La imagen de que Dios es luz pura e ilimitada nos expresa la resplandeciente santidad divina. Esta imagen nos habla de lo inaccesible e inconcebible que es para nosotros dicha santidad. Y el problema no radica en aquel que es Luz, sino en aquellos que desean permanecer ante la presencia de este ser que es Luz. Esta es una noticia en verdad aterradora para todos nosotros porque estamos contaminados por la «oscuridad» de nuestras impurezas e injusticias.

  • El hombre es pecador

La santidad de Dios es un problema para nosotros como pecadores. En realidad, es nuestro problema principal. No es posible para un Dios que es Luz ignorar el pecado o pasarlo por alto. Y esta verdad tiene relevancia a nivel mundial «pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios» (Romanos 3:23). Si no escuchamos primero las «malas noticias» de la Biblia, no apreciaremos sus «buenas noticias». Las malas noticias es que nuestro pecado nos separa de un Dios que es santo. Y lo que es peor, estamos bajo su justa condenación a causa de dicho pecado. Y lo que es aún más preocupante, ha sido establecido que seamos juzgados para que nuestros pecados sean castigados.

  • Jesucristo es el Salvador

Sería una tragedia de proporciones incalculables despreciar lo que Dios ha hecho por nosotros al enviar a su Hijo a este mundo. No existe un mensaje más excelente para los pecadores rotos y perdidos que la cruz de Cristo. Podemos acudir a Dios y saber que él nos aceptará si vamos a través de su Hijo Jesucristo. Es precisamente a causa de Jesús y su muerte en la cruz que Dios puede ser «justo y, a la vez, el que justifica» (Romanos 3:23). Dios ha sido fiel tanto a su justicia como a su amor, y podemos ver ambas cosas reconciliadas en maravillosa armonía en el monte Calvario donde Jesús fue crucificado.

  • El hombre debe responder con fe y arrepentimiento

«¿Vendrás a Cristo reconociendo con honestidad tus pecados y con el deseo de que te sean perdonados? ¿Recibirás el perdón que Dios ha ganado para ti o rechazarás la gracia que se te ofrece y el perdón que se te concede, como hizo George Wilson?». Estas preguntas no solo involucran el entendimiento, ¡sino el corazón!

Entonces, puedes recomendar este libro tranquilo, sabiendo que la persona será expuesta a pensamientos lógicos que convencerán su mente, pero llamada por el evangelio a la fe en Jesucristo, porque solo allí radica el poder de Dios para la salvación de todos aquellos que creen en Él.

Pero el libro no solo es ventajoso para los no creyentes. Sino que los cristianos aprenderán a defender mejor sus puntos de vista sobre la persona de Jesucristo, y a presentar de forma ordenada y eficaz el evangelio a otras personas. Además, luego de leerlo, sentirás dentro de ti como se enciende la llama del evangelismo y desearás salir a contarles a todos los hombres sobre las buenas nuevas del reino de Dios.

La organización del libro

El libro se titula ¿Por qué Jesús?, y como sugiere el mismo, el lector sabe que se encontrará con una apologética sobre la persona, la vida y la obra del Señor. La idea del escritor es ofrecernos algunas razones claves de porqué  Jesús te exige una respuesta y porqué no puedes ignorarlo. El libro pretende explicar porqué la fe cristiana es perfectamente razonable.

Estas razones claves son cinco:

Razón 1: Porque Jesús vino tal y como prometió

Razón 2: Porque Jesús revela a Dios de forma perfecta

Razón 3: Porque Jesús murió por nuestros pecados

Razón 4: Porque Jesús resucitó de entre los muertos

Razón 5: Porque Jesus es el Juez elegido por Dios

Las razones son acumulativas. Esto quiere decir que, una vez establecida la razón 1, donde se discute sobre Jesucristo como el Mesías anunciado en las Escrituras, luego es más  fácil construir un argumento sobre la razón 2, donde se establece que Él es el Hijo de Dios y la revelación e la gloria del Padre.

Para el lector agudo, este libro le resultará fresco y lo terminará en un santiamén. Para el lector dudoso, este libro le traerá consuelo. Y para el lector escéptico, este escrito lo confrontará con sus argumentos lógicos y lo llamará a la fe en el Señor Jesucristo.

¿Por qué Jesus? Puede utilizarse a partir de ahora como una pequeña daga apologética. No siempre podremos recomendar libros largos y profundos a nuestros amigo incrédulos, pero, si les damos esta edición,  estaremos tranquilos de que en ella tienen resumido todo lo que necesitan conocer para responder con arrepentimiento y fe en obediencia el evangelio de Dios y de Su Hijo Jesucristo.