Como cristianos, tenemos la certeza de que no existe ningún otro libro, fuera de la Biblia, que tenga autoridad máxima sobre nuestras vidas, que sea infalible en su totalidad, e inspirada por nuestro Señor. La Biblia es la Palabra de Dios, y solo en ella podemos encontrar lo que necesitamos para salvación por medio de Cristo Jesús. Sustituir la lectura de las Escrituras por un libro cristiano no es hacer un devocional. Es cierto que el Señor nos habla muchas veces a través de buenos libros, pero jamás podemos reemplazar nuestro alimento espiritual diario, por simple leche espiritual (Hebreos 5:12-14).

Sin embargo, y habiendo dicho esto, es importante recordar que hay mucha sabiduría en los libros cristianos, porque la Palabra enseña, que Dios dio maestros y pastores para la edificación de Su iglesia. Podemos complementar nuestro tiempo con el Señor con buenos libros que nos recuerden las verdades de Su Palabra. Uno de esos libros, es el devocional del escritor y pastor estadounidense Paul David Tripp: Nuevas Misericordias Cada Mañana.

La meta del autor con este libro “es confrontar y consolar a la gente con las verdades transformadoras del evangelio de Jesucristo. Mi deseo es que la gente vea que la gracia del evangelio no busca cambiar los aspectos religiosos de nuestras vidas; más bien busca cambiar todas las cosas que nos definen y nos motivan”. Por otro lado, añade que su intención con este libro “es que las personas vean el evangelio como una ventana a través de la cual podemos ver todo en la vida”.

El autor nos cuenta en la introducción de su libro, que la idea de este devocional surgió como respuesta a múltiples solicitudes de sus lectores, a hacer una recopilación de los pensamientos publicados en su cuenta de Twitter. “Todas las mañanas ‘tuiteo’ tres pensamientos sobre el evangelio”. Este libro, es el resultado final.

Estructura

Nuevas Misericordias Cada Mañana está compuesto por 365 reflexiones (una para cada día del año), que nos recuerda el evangelio todos los días. Es interesante ver como cada lectura diaria comienza con uno de sus tuits sobre el evangelio, seguidos con una breve meditación. Cada una de sus páginas está saturada de las Escrituras, recordándonos que la opinión que realmente importa respecto a nuestras vidas no es la de lo hombres sino la de Dios.

Por otro lado, disfruto como en cada página, Paul Tripp utiliza las experiencias de su propia vida, para demostrarnos que no existe una sola persona en esta tierra que no necesite desesperadamente de la gracia de Dios diariamente. “Me senté a escribir, no pensando que ya dominaba el Evangelio, sino que había evidencia en mi vida que necesitaba ser dominado por el mismo mensaje de gracia que sostiene todo mi ministerio”, cuenta el autor.

Este libro tiene el propósito de hacernos recordar el horrendo desastre del pecado, recordar a Jesús, recordar el regalo de Su justicia, recordar el poder transformador de la gracia que tú y yo nunca podríamos merecer. “Es un llamado a recordar el destino garantizado para todos los hijos de Dios que han sido comprados por la sangre de Su Hijo. Es un llamado a recordar Su soberanía y Su gloria. Es un llamado a recordar que estamos peleando una guerra espiritual; aun para esto necesitamos de Su gracia”.

Aunque el título de este libro hace referencia a la forma en como la Biblia habla sobre la gracia de Dios (Lamentaciones 3:22-23), también es una alusión al famoso y tradicional himno “Oh, Tu Fidelidad” del compositor cristiano Thomas Obadiah Chisholm.

Gracias a Dios, este libro no es otro de esos libros de auto ayudas motivacionales, repletos de “frases bonitas” y métodos para tener una vida exitosa y próspera. Este libro no es otro de esos libros heréticos supuestamente “cristianos”, que promueven y prometen falsas y tergiversadas enseñanzas de la Biblia, sacadas completamente fuera de contexto. No, este libro es contracultural, mostrándonos lo que realmente necesitamos: un encuentro real con el Dios vivo. Nos recuerda lo más importante de todo, el hermoso Evangelio de Cristo.

¿Qué lo hace diferente y atractivo?

Una de las cosas que más me gustan de este libro, es que el autor no se conforma con dejarnos una buena meditación, sino que nos proporciona, en cada una de las páginas, pasajes de la Biblia para profundizar y ser alentados. En adición, al final del libro, contiene un índice con todos los pasajes de las Escrituras que son mencionadas a lo largo del devocional, junto a la especificación del día en el cual es citada. Este es un excelente recurso, porque nos permite indagar en aquellos pasajes específicos que deseamos profundizar.

Pero no solo contiene un índice de los pasajes bíblicos citados en él, sino que, a inicio del libro, también tenemos una lista de las canciones e himnos señaladas en el devocional.

Conclusión

Personalmente, cada vez que me piden una recomendación de un libro devocional, este libro de Paul Tripp, es el primero que viene a mi mente. He tenido la oportunidad de leer diversos libros devocionales, pero ninguno como este. Hasta el momento, debo confesar, que no he logrado encontrar uno que me haya cautivado y confrontado más, como este libro lo ha hecho.

Desde que lo compré en la librería de mi iglesia, hace algunos años atrás, no he dejado de leerlo. Cada año retomo su lectura, y vuelvo a leer sus enseñanzas, no obstante, en cada ocasión, siento como si hubiese sido la primera vez. El evangelio de Cristo no cambia, no caduca, no pasa de moda y no se vuelve obsoleto, por lo tanto, como este libro está lleno de Su Palabra, sus enseñanzas son nuevas cada mañana.

Si quieres confiar en la bondad y misericordia de Dios, si en momentos difíciles necesitas recordar Sus promesas y dejar a un lado el desánimo y desaliento; si quieres ser alentado y descansar en Su gracia y vivir para Su gloria todos los días del año, este libro indudablemente es para ti. Es mi oración, que, al leer este libro puedas deleitarte en Cristo y nutrir tu corazón con el verdadero Evangelio; fortalecer tu fe y abrir tus ojos para contemplar las misericordias frescas de Dios y mirar a Jesús al amanecer de cada nuevo día.

Artículo anterior8 reglas para crecer en piedad
Artículo siguiente¿Como puede un pastor ayudar a sus hijos a apreciar su trabajo?
Jose Ruiz
Apasionado por el evangelio y licenciado en Música con una concentración en composición, arreglo y producción. Es el creador y administrador de Lectura Redimida, y el podcast que lleva el mismo nombre, que tiene como fin, incentivar la lectura de libros de sana doctrina. Es miembro de la Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo (IBSJ) en la República Dominicana, sirviendo en los ministerios de música y la librería. Ama los libros, la escritura, la música y sobre todo, al Señor Jesucristo. Puedes seguirlo en Instagram como @lecturaredimida.