¿Eres cristiano? ¿Por qué? ¿Cómo se ve? ¿Estás creciendo en santidad? ¿Es el evangelio el mensaje que moldea, sustenta y afirma todas las actividades de tu vida y corazón?

Cristo y Su evangelio pueden llegar a ser solo una insignia externa sino consideramos las implicaciones que tiene en nuestra vida pública y privada; en nuestras relaciones y en realizar la gran comisión.

Es acerca de este tema, que el autor Milton Vincent escribe magníficamente en su libro «Manual del evangelio para cristianos», él dice:

«Se ofrece este libro como una guía práctica para ayudar a cristianos a experimentar el evangelio en mayor plenitud al predicárselo cada día. Se ofrece como una corrección a un error costoso cometido por cristianos quienes ven el evangelio como algo que cumplió su propósito en su totalidad el momento en que creyeron en Jesús para la salvación. No sabiendo qué hacer con el evangelio una vez salvos, lo dejaron a lado poco después de la conversión para avanzar a cosas “mejores y mayores” (aun cosas en las Escrituras). Por supuesto, ninguno de nosotros pensamos que esto es lo que estamos haciendo en su momento, pero después de muchos años de luchar con la derrota podemos mirar hacia atrás y ver que eso es exactamente lo que hemos hecho». (Página 1)

Su libro de ochenta y tres páginas está dividido en cuatro partes: Razones para repasar el evangelio a diario; Una narración del evangelio en prosa; Una narración del evangelio en poesía; y Sorprendido por el Evangelio, una porción donde comparte su testimonio al reconocer que había vivido por la ley y no por gracia.

En la primera parte, el autor nos ofrece treinta y una razones para repasar el evangelio diariamente enfocándose en las cartas de Pablo. Por ejemplo, él escribe: «Una cura para la desconfianza» seguido de una breve meditación de cómo el evangelio es, efectivamente, la cura para la desconfianza. En cada razón, el autor se apoya de cuatro versículos bíblicos que escribe para que podamos constatar que su explicación está respaldada con la Palabra de Dios en su contexto, así entenderemos el objetivo de Dios para nuestras almas.

Otros temas sobre los que escribe, son: libertad del poder del pecado, descansando en la justicia de Cristo, amando a mis hermanos, cultivando humildad, una perspectiva en las pruebas, escogido para la oración, un corazón para los pobres, todo crucificado, la esperanza del cielo, haciendo morir la carne con la plenitud, la gratitud enriquecida por el alivio, la gloria de Dios, entre otros.

La versión del evangelio en prosa es sencilla de leer, pero profunda para meditar. El autor inicia con Dios, la caída del hombre, la redención y la esperanza de esa redención. ¡Nos cuenta la historia de Dios! En la versión poética nos cuenta la historia de la redención, como su nombre lo indica, de manera poética.

El autor fue movido a compartir este recurso al encontrar su descanso y libertad en la verdad de la justificación, porque, como él relata, hacía muchas cosas para ganar el favor de Dios por su propio esfuerzo y, no batallar contra el verdadero problema del ser humano: el pecado.

Así lo expresa al finalizar el libro: «Me sentí como un niño en una tienda de golosinas. ¿Cómo es que no vi estas verdades antes? El evangelio es la cosa más loca que haya escuchado en mi vida. ¡Y es verdad!» (Página 83).

Es un recurso maravilloso para usarlo con nuestros hijos, para discipular y evangelizar. De hecho, lo leí con mi hijo joven y nos gustó tanto que ahora es parte de nuestra lectura cotidiana porque nos recuerda verdades fundamentales del evangelio y, porque nos deja escritos los versículos para memorizar esas verdades.

Finalmente, fue inspirador para mí leer que este manual resultó de la experiencia personal del autor sobre su necesidad del evangelio que, incluso lo compartió primeramente en el boletín de su iglesia con el propósito que aquellos a quienes él veía físicamente pudieran ser impactados por la suficiencia de las verdades encontradas en el evangelio. Este es un recurso altamente recomendable para los que amamos a Cristo, creemos en Su evangelio y deseamos crecer a Su semejanza.

Puedes obtener una muestra gratis del libro, aquí. Ordenarlo en formato Kindle, aquí o también, puedes pedirlo en tu librería cristiana de confianza.