Estaba equivocado. Leí las primeras palabras de La verdadera historia y pensé, “Aquí vamos, otra vez”. A lo largo de los últimos años, hemos sido inundados por libros que cuentan la historia del mundo, la historia de la Historia, a través de lo que podríamos denominar los lentes bíblicos-teológicos. Probablemente, estás familiarizado con las categorías estandarizadas de creación, caída, redención, consumación y nueva creación. Mediante estos encabezados podemos trazar y contar la historia de lo que Dios está alcanzando en este mundo. Es útil, es bueno y recientemente ha sido de beneficio para la Iglesia. Sin embargo, este no es esa clase de libro. Ni siquiera un poco.

La verdadera historia, de Greg Koukl es de hecho, un relato de la historia del mundo a través de un gran lente angular de cinco partes. El subtítulo lo completa muy bien: “Cómo comenzó el mundo, cómo terminará y todo lo importante que sucede en medio”. Pero lo que distingue a su libro es que, en lugar de servir principalmente como texto de teología, sirve sobre todo como texto apologético. Koukl narra esta gran historia para el beneficio de los nuevos creyentes que aún no han ensamblado los varios componentes de la fe en un todo coherente, y también para los no creyentes que se acercan a la fe cristiana como escépticos o investigadores.

Koukl quiere demostrar que la Biblia da sentido a todo el mundo y que forma el fundamento para una cosmovisión cohesiva, coherente y satisfactoria. En su prólogo, Nancy Pearcey lo expresa así: “La Biblia no es el cuento de hadas fabricado por personas antiguas para dar significado a la vida”, es un relato de la realidad. Koukl lo denomina una historia porque, increíblemente, resulta que la realidad en sí misma está estructurada como un gran drama pues tiene un principio y un final, muestra una lucha entre el bien y el mal, alcanza un clímax que luego se resuelve en un desenlace y un final. El cosmos no se trata de una sucesión de hechos aleatorios sin sentido. Es el argumento de una historia que Dios está contando a través de acontecimientos verificables en la Historia.

Koukl estructura su narración de la historia de la realidad alrededor de cinco temas: Dios, el hombre, Jesús, la cruz y la resurrección. Bajo el encabezado de Dios, él distingue entre teísmo y dos de los desafíos más grandes del momento: el materialismo y el mentalismo, los cuales sostienen que no hay Dios o que cualquier cosa es dios. El autor defiende el teísmo y la comprensión cristiana de Dios como un ser real, personal y eterno. Él describe la humanidad (bajo el dominio del hombre) como hermosa, quebrantada, perdida y malvada, y muestra por qué Dios debe reaccionar airadamente ante aquellos que lo desafían.

Luego, él se enfoca en Jesús, defendiéndolo como una figura histórica y mostrando que vino a rescatar aquellos hermosos y estropeados objetos de la ira de Dios. La Cruz nos habla sobre la gran transacción ocurrida en la cruz que permite tomar provecho de un gran intercambio en el que le damos a Cristo nuestro pecado, y él nos da a cambio su justicia. La resurrección nos habla sobre la resurrección de Jesús y nos muestra cómo su levantamiento de entre los muertos nos ofrece la esperanza de que nosotros también podemos y nos levantaremos para siempre. También nos cuenta la devastadora realidad del eterno juicio y llama al lector a mirar a Cristo en arrepentimiento y fe. “Tienes una de dos opciones. Puedes doblar tus rodillas ante el Dios Soberano, pedir misericordia gracias a Cristo, ser acogido en su familia como hijo o hija, y pertenecerle. O puedes rechazar este regalo, asumir por ti mismo el juicio, y pagar por tus propios crímenes contra Dios, tal y como son”.

Hace varios años, leí Tácticas, el excelente libro de Koukl que me impresionó profundamente. Mucho de lo que dijo allí sigue resonando y a menudo me encuentro imitando su lenguaje y sus conceptos. La verdadera historia es un digno sucesor. Es un libro que se lo daría con gusto a un creyente, y quizás especialmente a un nuevo creyente, confiando en que le ayudará a ver que la fe cristiana ofrece buenas respuestas, las mejores, a lo que es este mundo, por qué es cómo es, y dónde acabará todo. De igual manera, yo se lo daría con gusto a un no creyente, a uno que esté interesado en saber en qué creo y por qué lo creo.

Koukl promete contar la verdadera historia. Lo hace, y lo hace maravillosamente. Te beneficiarás al leer su relato de cómo comenzó el mundo, cómo terminará y todo lo importante que sucede en medio.

El libro se puede conseguir en Amazon

Artículo anteriorCuando tu enemigo cae
Artículo siguiente¿Existen buenos y malos tipos de rendición de cuentas?
Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo Blog ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por mas de 6000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de tres niños. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.