Hace algunos años, pregunté a un joven adolescente cristiano: “¿Crees que a 500 años de la Reforma, católicos y protestantes podrían estar juntos de nuevo bajo la misma bandera doctrinal? Si respuesta fue “sí”, lo que me llenó de profunda tristeza y me hizo pensar en la falta de conocimiento en los protestantes de hoy en día, sobre los motivos y orígenes de la Reforma.

Por ese motivo, contar en español con recursos como el libro escrito por R. C. Sproul, “¿Estamos juntos en verdad?”, es una bendición para todo evangélico.

R C. Sproul

  1. C. Sproul fue pastor ordenado al ministerio por la iglesia presbiteriana en 1965. En 1971 fundó Ligonier Ministries, una organización internacional de enseñanza y discipulado cristiano, ubicada cerca de Orlando, Florida, en los Estados Unidos, donde además fue co-pastor en St. Andrew’s Chapel y rector del Reformation Bible College. En 1994 lanzó su programa radial Renewing Your Mind, el cual se escucha diariamente en cientos de emisoras, y a través del Internet, alrededor del mundo.Puede conocer más sobre el Dr. Sproul en https://es.ligonier.org/rc-sproul/

¿Estamos juntos en verdad?

El libro consta de 6 capítulos, con cada uno de ellos enfocándose en un aspecto fundamental de la división doctrinal entre católicos y protestantes.

El primer lugar, se habla sobre la Escritura, recordando que, en el siglo XVI, esta fue reconocida por los reformadores como la única fuente de verdad y autoridad para el creyente. Se narran eventos históricos de diferentes siglos, no solo el XVI, en donde se muestra como la iglesia de Roma ha mantenido las mismas posturas a lo largo de años. También, se explica la no canonicidad de libros y fragmentos que posee el Antiguo Testamento en las Biblias católicas.

El segundo capítulo se centra en la causa material de la Reforma: la justificación. ¿Cómo un Dios santo puede estar en paz con un ser humano pecador? Después de años de haber puesto cargas sobre los hombros de las personas, haciéndoles creer y obligándoles a lograr su salvación a través del desempeño propio, la iglesia católica fue sacudida cuando los reformadores mostraron como la Biblia, que es la única regla de fe del creyente, muestra sin lugar a dudas que la salvación procede de la soberana elección de Dios, hecha desde antes de la creación del espacio y tiempo. Es Dios quien se alza por sobre el ser humano, tomando el lugar que siempre ha sido Suyo.

Luego, el libro trata sobre la Iglesia y su papel en la salvación del ser humano, en donde la iglesia católica tenía, y sigue teniendo, la creencia que se es salvo solamente siendo parte de esta institución, siguiendo lo enseñado por Cipriano. Mientras que, la Reforma tomando nuevamente lo que enseña la Escritura, mostró una alta estima por la Iglesia —la que todo creyente debe tener —, y reconoció su papel importante en la salvación de los pecadores, sin embargo, nunca se colocó como una fuente de salvación, sino que como uno de los medios que el Señor utiliza para la redención de los Suyos.

En el capítulo 4, se exponen breve, pero claramente, los 7 sacramentos que posee la iglesia católica, los que en la práctica pueden más por las distintas etapas que algunos de ellos tienen. En contraste, se explica porque los protestantes reconocemos solamente 2 y la base bíblica para los mismos. Esta sección será interesante para aquellos que nunca estuvieron relacionados con la iglesia de Roma, ya que podrán tener acercamientos básicos a todo el entretejido que el catolicismo tiene alrededor de la justificación por medio de los sacramentos.

Seguidamente, se presenta el error del papado, sobre todo, lo incorrecto de su infalibilidad. Se afirma la verdad bíblica de que Cristo es la cabeza de la Iglesia. Recordando que todo lo que un hombre diga puede estar afectado por su pecado, siendo, por lo tanto, imposible que palabras humanas tengan el mismo nivel sacro que la Palabra divina.

Cristo no solamente es la cabeza de la Iglesia, es el único mediador ente Dios y los hombres, y en eso se enfoca el último capítulo del libro. Específicamente, esta sección habla de la veneración católica a María, la madre de Jesús. Se da el respeto que merece por haber llevado en su vientre al Salvador del mundo, pero se muestra que ni ella ni nadie más puede mediar entre el Dios santo y el ser humano pecador.

Algo que encuentro muy útil, es que cada capítulo contiene en sus palabras finales, una sección de afirmaciones de la iglesia católica en cuanto al tema en discusión, así como la contraparte presentada por los reformadores. De igual modo, aunque no es su tema central, algo de historia se deja ver en sus páginas, la suficiente para entender contextos y momentos para cada tema.

Conclusión

A fin de tener claridad en lo que creemos, y en aquello que aún está errado en la doctrina católica, este libro debe ser leído por todo creyente, pues de manera breve y clara —el sello característico de R. C. Sproul—, se conocerá con fundamento bíblico y desarrollo histórico, la verdad por la que desde el siglo XVI protestamos, a fin de que la verdad del evangelio sea presentada de forma correcta, y alzando a Dios como el Soberano de la creación.

Puede obtener el libro aquí.

Artículo anteriorEl glotón de los libros
Artículo siguiente¿Qué debería hacer un pastor en sus primeros años en una iglesia?
Rudy Ordoñez
Rudy Ordoñez es hondureño, es parte de la Iglesia Presbiteriana Gracia Soberana, en Tegucigalpa, Honduras, y está en proceso de ser ordenado como pastor gobernante. Además, sirve como Director Editorial en Soldados de Jesucristo. Apasionado de la iglesia local, historia de la iglesia y apologética, le gusta leer mucho y escribir un poco de todo. Trabaja en el sector bancario en el área de analítica y gobierno de datos. Rudy está casado con Ehiby y tienen dos hijos: Benjamín y Abigail.