En Latinoamérica, el evangelio de la prosperidad es tan común en estos tiempos, que sin duda, alguien conocido está en este movimiento: una persona amada, ya sea amigo o familiar, es presa de la tergiversación bíblica que allí se predica. 

Incluso, es posible que  que lees esta reseña seas parte de este falso evangelio, si es así, por favor no te ofendas en este punto, permanece leyendo unas líneas, párrafos o todo el artículo, después ejerce tu libertad de conciencia. 

Súper estrellas 

Una de las principales características del evangelio de la prosperidad es crear super estrellas, quienes proporcionan las luces, música y ritmo que dirige a todo el movimiento. Y por todo el entretejido e implicaciones de sus postulados, se llega a creer imposible que alguien salga de allí, pero no es así. Cada día muchos cristianos que escudriñan las Escrituras rompen filas con esta enseñanza. 

Entre aquellos que salen del evangelio de la prosperidad, se pueden listar personas que representan muchos y distintos casos, cada uno con un trasfondo diferente, algunos muy similares entre sí. Pero siempre se suele pensar que quienes se apartan de este camino son personas que siguen, más no las que guían. ¡Cuán equivocado puede ser este supuesto¡ 

Costi Hinn 

Costi Hinn es sobrino del famoso predicador del evangelio de la prosperidad Benny HinnCosti fue parte de este movimiento desde temprana edad, fue parte de la realeza de la prosperidad, y fue embajador de ella siendo parte de su diseminación en todo el mundo en diversos viajes con su padre, su tío Benny y otros “evangelistas”. 

Pero la providencia divina lo guió por una ruta distinta de la que todos esperaban para él, por un camino que nunca consideró tomar y que le era desconocido. La gracia del Señor llegó a su vida. 

Hoy Costi Hinn es pastor en una iglesia de sana doctrina y se dedica a predicar el verdadero evangelio de la Biblia, y claro está, a exponer las mentiras que él una vez creyó. 

El libro Dios, la avaricia y evangelio (de la prosperidad) es su autobiografía, es un resumen de la misericordia de Dios rescatando a un pecador. 

Sobre el libro 

Algo importante a señalar, es que en las primeras páginas se encuentra un “Declaración de responsabilidad financiera”, en ella el autor reconoce que escribir sobre el evangelio de la prosperidad implicará para él ingresos económicos, los que donará para la creación y fomento de recursos que ayuden a pastores y líderes que han sufrido la explotación de esta falsa doctrina. 

El libro está compuesto de 11 capítulos y 2 apéndices de mucha importancia para el lector: uno presenta preguntas frecuentes sobre el evangelio de la prosperidad y las respuestas a ellas; el otro dirige hacia lecturas recomendadas para crecer en el conocimiento del Señor Jesús y de la sana doctrina. 

Vivir en la realeza de la prosperidad 

Los primeros 4 capítulos, contienen el relato corto de su historia familiar, muestra brevemente como los Hinn llegaron a ser miembros de la “realeza de la prosperidad”. De igual modo, presenta cómo fue formado su carácter al crecer en este ambiente, detalla algunos lujos y excesos de su familia. 

Sinceramentetodo el libropero en particular esta sección inicialestremece el corazón al saber de los constantes abusos que se hace de la Palabra de Dios y de los creyentes de estas mentiras. Son falsedades tan bien diseñadas, que los mismos proponentes de ellas las creen y las viven, se genera primeramente un lavado cerebral en el transmisor del mensaje para que sea creíble a los oídos del receptor. 

Pero sin duda lo que más asombra de este relato, es la valentía de Costi al describir a su familia, pues nunca es fácil reconocer ante el mundo entero lo dañino que son para el cuerpo de Cristo aquellos a quienes se ama. La honestidad que él muestra en su escrito, hace temblar y a la vez enternece. 

Comienza el cambio de ruta 

La parte central del libro expone cómo Costi Hinn comenzó su travesía hacia la sana doctrina. La gracia de Dios inició a inquietar el corazón de un joven, lo llevó a hacerse preguntas, a ver cosas que fueron la semilla que darían lugar a una cosecha de gozo en la verdad del evangelio. 

En esta sección, se une a él una joven que posteriormente sería su esposa, ella que venía de un contexto religioso académico y económico muy distinto. Se evidencia cómo el Señor trabajó en la vida de ambos para darles el hogar que ninguno de ellos tuvo en su infancia. 

Se relatan las luchas con su familia por temas doctrinales y muestra a un hombre que es confrontado con su orgullo y sus prioridades, en donde tiene que decidir si amar a su esposa y la verdad del evangelio, o quedarse con su familia (padres, hermanostíos) y el falso evangelio de la prosperidad. 

Él decidió quedarse al lado de su esposa; y esto es un gran ejemplo para los hombres, pues hoy, incluso dentro de los círculos evangélicos y reformados muchos esposos no aman a sus esposas como Dios manda, es decir, como Cristo ama a Su Iglesia. 

Un poco de historiaabusos y teología 

Los últimos capítulos del libro son dedicados para mostrar el origen del evangelio de la prosperidad, de igual modo, se presentan algunas razones por las que esta enseñanza se popularizó y toda su extensión e influencia en el mundo. 

AdemásCosti muestra algunos abusos y sufrimientos reales que muchas personas han recibido en el evangelio de la prosperidad. 

Y se tiene una exposición de algunas verdades bíblicas relevantes para el argumento central del libro. Se presenta una perspectiva correcta sobre la salud y las riquezas. Así mismo, se dedica una sección a un tema importante, fascinante y hermoso: la soberanía de Dios. 

Finalmente, con base en su experiencia, el escritor proporciona algunas formas de conversar con aquellos que están atrapados en el evangelio de la prosperidad. Relata algunas exitosas y otras infructuosas conversaciones con su familia. 

No pierdas la fe 

Después de leer este libro, la fe de todo aquel que tiene un ser amado atrapado en el evangelio de la prosperidad será fortalecida. No pierdas la esperanza, Dios es poderoso y bondadoso para rescatar a esa persona que hoy está en ese falso evangelio, el evangelio de la prosperidad.