Amo la predicación expositiva de las Sagradas Escrituras, creo que no hay una labor más maravillosa de este lado de la gloria a la cual puede ser llamado un hombre salvo por la gracia de Dios. A su vez, soy un joven que está dando sus primeros pasos en la predicación expositiva y aprendiendo cada vez más sobre exégesis y homilética.

En la preparación de un sermón uno debe invertir muchas horas de estudio y debe realizar una buena exégesis de los pasajes a predicar. Buscamos ser fieles al texto y a lo que Dios ha hablado. Como son mis primeros pasos, las horas que me lleva a mí son mucho más que las de un pastor experimentado. Pero aún así me llevaría muchas más horas si no contase con la herramienta de Logos Tesoro 6. Quiero contarte un poco de mi experiencia preparando un sermón.

Tener la biblioteca que no heredé

Algunos tienen el privilegio de ser parte de una familia cristiana por generaciones. Conozco hermanos que heredaron hermosas y valiosas bibliotecas de libros, comentarios y enciclopedias bíblicas; esas que se han tardado una vida en adquirir. El caso contrario es el mío. Soy el primer cristiano que he podido dilucidar en el árbol genealógico de mi familia y por lo tanto no heredé ningún libro de nadie. Y bueno, ¿que vamos a hacer?

Tener una biblioteca grande te provee de valiosas herramientas a la hora de preparar un sermón como Dios exige. Comentarios de eruditos que han profundizado y dedicado sus vidas a interpretar correctamente libros de las Escrituras, enciclopedias bíblicas que te proveen de claridad en cuanto a términos que uno recién escucha, y libros que complementan tu estudio sobre temas como matrimonio, consejería o géneros literarios.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 23.47.03

Logos Tesoro 6 es mi biblioteca con más de 600 libros a disposición, y no solo eso, ¡sino que todos esos libros están conectados entre sí! Cuando yo hago una búsqueda sobre un tema particular o un pasaje bíblico, como es el caso del Salmo 88 que prediqué, las respuestas que Logos me devuelve son de todos los libros en los que encuentre coincidencia y busca en los 600. ¿No es maravilloso?

Poder acceder a los idiomas originales

No he podido estudiar en un seminario idiomas originales como el griego koiné o el hebreo. Cuando hay palabras importantes que uno debe tener claridad en cuanto a dónde aparecen en el resto de las Escrituras o qué significan, Logos me provee de una manera rápida para acceder a esa información a corta distancia con la herramienta de estudio de palabra bíblica.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 23.35.26

Escribir mis notas y archivarlas para siempre

A la vez, Logos cuenta con un sistema muy completo para la notación de referencias, comentarios personales y análisis de textos, de una manera amigable y fácil de utilizar. Con eso he podido ir guardando pensamientos y observaciones a medida que voy estudiando un pasaje de las Escrituras.

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 23.37.22

Conclusión

Logos es una herramienta fabulosa para un joven predicador que está comenzando a predicar expositivamente. Te brinda todo lo necesario para adentrarte en el texto bíblico de una manera profunda y exacta. Podrás tener acceso a los idiomas originales y tomar notas todo el tiempo acerca de lo que ves y descubres. En mis primeras predicaciones Logos fue mi biblioteca, mi manual de consulta, mi editor de texto, mi buscador y mi asistente.

Si bien es cierto que la primera vez que abrí Logos no sabía por donde empezar, mirando tutoriales y consultando con amigos pastores que ya lo poseen, pude ir tomando vuelo y aprendiendo los primeros pasos. Tanto como puedas aprender a usarlo, será la ventaja y la ayuda que Logos pueda darte.

Si estás interesado en conocer más sobre Logos Tesoro 6 ingresa aquí.