No, el Programa Bíblico Logos no es únicamente para pastores y eruditos. Estoy convencido de que si más creyentes hicieran uso de Logos, la condición de muchas vidas espirituales estaría mejor y las iglesias más fortalecidas. En otras palabras, creo que el programa es para todo aquel que ama a Dios y su Palabra. Desde nuestros momentos devocionales personales y familiares, hasta ocasiones más intensas de estudio bíblico, Logos puede ser un compañero de ayuda inigualable a nuestro lado.

En esta segunda entrega quiero enfocarme en cómo Logos puede ayudar a los creyentes en tres aspectos muy cruciales.

Estímulo para una vida devocional consistente

Enumera los elementos que normalmente incluyes como parte de tu vida devocional: oración, lectura de la Palabra, meditación y alabanza, etc. Todos estos  componentes habituales de nuestros tiempos a solas con Dios pueden ser practicados con la asistencia del Programa Logos. He escuchado a muchos expresar su preferencia de no utilizar nada electrónico mientras están en el aposento de oración, y lo puedo entender. Pero, ¿lo has probado? Si lo que buscas es evitar las distracciones, puedes apagar las notificaciones y ¡listo!

Desde tu laptop, tableta o teléfono puedes integrar todos los componentes de un fructífero tiempo devocional a tu mañana o momento de preferencia. Logos te permite elaborar listas de oración y planes bíblicos de lectura que te servirán como una especie de rieles para que tu vida espiritual vaya sobre ruedas. Personalmente siempre uso Logos para mis devociones personales, y con frecuencia abro los himnarios que tengo disponible en mi biblioteca. El Señor se deleita en la alabanza de sus hijos. También utilizo la comparación de versiones y el Tesoro del Conocimiento Bíblico.

¿Quieres reflexionar en un tema? Logos 9 ha mejorado considerablemente la herramienta de su enciclopedia bíblica. De hecho, la proponen como el trampolín de inicio recomendable. Digamos que deseas meditar en el tema de la paciencia, sólo tienes que escribir “paciencia” en el buscador y ¡voila!, se te abrirá una ventana de opciones para su estudio. Cuando no sepas por dónde empezar, acude a la enciclopedia, y Logos te asistirá en el proceso.

Con Logos también cuentas con los flujos de estudio. Son guías que paso a paso te conducen para lograr diferentes objetivos de estudio. Uno de ellos es precisamente el flujo de estudio devocional. Sólo tienes que introducir la referencia del texto bíblico a utilizar, e inmediatamente tendrás una lista de pasos a seguir que incluyen la lectura de la Biblia, la meditación y la oración, para lo cual nos proveen preguntas que nos ayudan a internalizar lo leído y a orar con esas cosas en mente. Uno de esos flujos de estudio nos enseña incluso a cómo orar las Escrituras.

Además de todo esto, contarás con libros devocionales que han sido grandemente utilizados por el pueblo de Dios, como son las Lecturas Matutinas de Spurgeon, los volúmenes de Por Amor a Dios, de Donald Carson, y Toda la Biblia en un Año, de John Stott, entre otros.

Asistencia en nuestro crecimiento y estabilidad espiritual

Sabemos que la vida cristiana no se limita a lo que hacemos en nuestro closet de oración. Atravesamos por pruebas y aflicciones para las cuales necesitamos apropiarnos de las grandes promesas del Señor. Enfrentamos al maligno y sus tentaciones para las que tenemos que usar toda la armadura de Dios. Formamos parte de una comunidad, la iglesia, en la cual estamos llamados a poner nuestros dones en operación. En fin, si queremos perseverar en Cristo y madurar hasta llegar a la estatura del Señor, debemos echar mano a todas las herramientas que nos ha dejado para ello, y recomiendo que consideres el Programa Bíblico Logos como un “recurso de recursos” para ayudarte en la tarea.

Con él podrás hacer estudios bíblicos que promueven la firmeza y la estabilidad espiritual, y hallarás todas las fuentes doctrinales que necesitas para no ser arrastrado por “todo viento de doctrina” (Ef 4:14). Sus bibliotecas nos dan acceso a las grandes confesiones de fe históricas y a los catecismos que han pasado la prueba del tiempo, como son los Catecismos de Westminster. Pero también podemos sentarnos a los pies de excelentes maestros bíblicos en cursos que están a nivel de los mejores seminarios teológicos.

¿Llegó la hora de adorar a Dios junto a tu familia? Logos te brindará todos los recursos necesarios para mantener en el tiempo devociones edificantes e interesantes para todos los miembros de la familia.

Guía en nuestra vida de servicio

El gran propósito de nuestro crecimiento espiritual, sin embargo, no es que disfrutemos de un espíritu de satisfacción egoísta, sino servir a Dios y a su pueblo. La vida en comunidad de los redimidos del Señor es crucial para el avance de su reino. Nos necesitamos los unos a los otros. Lo mejor que puedes hacer para bendecir la vida de otras personas es ser edificado para edificar, ser bendecido para bendecir.

Si tienes el don de enseñanza, Logos te ayudará ser una herramienta de trabajo afilada. La preparación de clases para niños o para adultos es una tarea mucho más fácil con este poderoso programa bíblico. El contenido de tus presentaciones será realzado con las imágenes que nos provee. ¿Tienes el don de exhortación? La búsqueda de todos los versículos importantes sobre determinado tema que quieres compartir con alguien será cuestión de segundos. ¿Eres líder de un grupo pequeño? Te aseguro que nunca te detendrás por falta de material, y te sentirás más confiado a la hora de compartir tus bosquejos y notas de estudio. 

En conclusión, Logos no es únicamente para pastores. Lo recomiendo de corazón para todo aquel que desee morar cerca de la Palabra de Dios. Si te enamoras como yo de éste, los usarás todos los días.