More

    Lo esencial: la creación

    En pocas palabras, la creación se refiere a todo lo que existe y que no ha existido siempre. Se refiere a todo lo que Dios ha traído a la existencia, que abarca todo aparte de Dios mismo, incluyendo a los ángeles y eventualmente a Satanás y sus demonios, ya que Dios es lo único que nunca ha sido creado.

    Hay varias maneras de entender cómo ocurrió la creación, o al menos cómo ha llegado a tener el aspecto actual. Aunque estos puntos de vista pueden diferir ligera o sustancialmente, todos los cristianos que creen  en la Biblia estarán de acuerdo en los siguientes aspectos:

    1) Dios la creó por, a través de y para Cristo.

    • Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él (Col.1:16).

    2) Dios la creó por Su palabra y de la nada.

    • Por la fe entendemos que el universo fue creado por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles (Heb.11:3).
    • Y dijo Dios: “Sea la luz”, y fue la luz. (Gén.1:3)

    3) Se corrompió por el pecado del hombre.

    • Porque la creación fue sometida a vanidad, no de su propia voluntad, sino por causa de aquel que la sometió, en la esperanza de que la creación misma será también liberada de la esclavitud de la corrupción a la libertad de la gloria de los hijos de Dios (Rom.8:20-21).
    • Entonces dijo a Adán: Por cuanto has escuchado la voz de tu mujer y has comido del árbol del cual te ordené, diciendo: «No comerás de él, maldita será la tierra por tu causa; con trabajo comerás de ella todos los días de tu vida (Gen.3:17).

    4) Será reemplazada por una nueva y gloriosa creación cuando Cristo regrese.

    • Pues he aquí, yo creo cielos nuevos y una tierra nueva, y no serán recordadas las cosas primeras ni vendrán a la memoria (Isa.65:17).
    • Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe (Apo.21:1).

    Mi entendimiento de las Escrituras me lleva a creer que el mundo fue creado en seis días literales, lo que me sitúa firmemente en la visión tradicional de días de 24 horas.

    Esta es la tercera entrega de una serie sobre términos teológicos. Vea las entradas anteriores sobre los términos teología y Trinidad.