A medida que la cultura libra una guerra contra el diseño de Dios de un hombre y una mujer (masculino y femenino), las víctimas de esta batalla se acumulan. Cualquier observación de los últimos titulares expone el daño que provoca esta confusión. Cada día aparecen nuevas historias, desde mujeres trans (hombres biológicos) que destruyen los deportes femeninos, hasta una jueza del Tribunal Supremo confirmada que pretende no poder definir su género, razón por la que fue nominada para el puesto.

¿Qué es una mujer?

Recientemente, el público experimentó la película de DailyWire, «¿Qué es una mujer?». Aunque los críticos ignoraron la película, esta recibió grandes elogios del público masivo que vio el documental. Si no has visto la película, deberías hacerlo. El filme ofrece una visión única del mundo de los teóricos del género, los cirujanos transexuales y los expertos en identidad de género, ya que Matt Walsh (el protagonista del documental) plantea la pregunta: «¿Qué es una mujer?».

Con esta sencilla pregunta, el espectador es testigo de la gimnasia verbal, las ofuscaciones y las interrupciones directamente cósmicas en la vorágine de la realidad, lo que inicialmente sirve como encanto de la película. Sin embargo, la gravedad de esta peligrosa ideología se pone de manifiesto hacia el final de la película, cuando los espectadores se enteran del impacto a largo plazo de los bloqueadores de la pubertad y de las dobles mastectomías en niñas de tan solo 15 años.

Para los defensores feministas de las identidades transgénero, las tácticas necesarias para sostener tales opiniones son sencillas:

  1. En primer lugar, ignoran el significado de las palabras. En este caso, esto se consigue desvinculando la palabra género del sexo. Abordaré este tema con más detalle en un próximo artículo del blog.
  2. A continuación, redefinen el significado de la(s) palabra(s) que han ignorado. Por ejemplo, las feministas redefinen el género como una construcción social para poder abandonar todos los roles femeninos tradicionales que se le atribuyen.
  3. Luego, declaran su autonomía, al margen del Dios que las creó. La declaración de autonomía les permite determinar lo que serán.
  4. Por último, exigen que el mundo acepte su posición como la verdad. Cualquier oposición a su punto de vista será avergonzada mediante insultos (intolerante, sexista, transfóbico) o acciones legales.

¿Qué es un pastor?

En el lugar más insólito, la Convención Bautista del Sur demostró el lento avance del feminismo a través de las puertas de la iglesia y en los púlpitos de la mayor convención evangélica del mundo.

En mayo de 2021, después de ordenar a tres mujeres como pastoras, Rick Warren, de la Iglesia Saddleback en Lake Forest, California, fue criticado cuando aparecieron imágenes del servicio de ordenación en las redes sociales. En junio de 2021, durante la Convención Anual de los Bautistas del Sur, las peticiones de expulsión de la Iglesia Saddleback llegaron al pleno de la convención. El Comité de Credenciales, que revisa dichas solicitudes, debía responder durante la convención de 2022 en junio.

Además de tres mujeres pastoras, Rick Warren ha seleccionado un equipo pastoral de marido y mujer como su sucesor en la Iglesia Saddleback. La creciente preocupación es que Saddleback no es la única iglesia bautista del sur que realiza esta práctica. Informes internos sugieren que varias iglesias tienen mujeres con el título de pastor o copastor junto a sus esposos en el liderazgo. Además, los estudios sugieren que muchos bautistas del sur darían la bienvenida a una mujer pastora.

Tres cuartas partes (73,1%) de las mujeres bautistas del sur están a favor de las mujeres en el púlpito, en comparación con sólo el 58,1% de los hombres bautistas del sur. Y la mitad de las mujeres bautistas del sur, junto con cuatro de cada 10 hombres, apoyan firmemente a las mujeres en el clero.

Faith Matters 2011

La Fe y Mensaje Bautistas (BF&M 2000) ha servido a los Bautistas del Sur para determinar la creencia colectiva de las más de 40 000 iglesias que conforman la convención. La Fe y Mensaje Bautista establece claramente:

Aunque tanto los hombres como las mujeres están capacitados para el servicio en la iglesia, el cargo de pastor se limita a los hombres, según la calificación de las Escrituras.

Fe y Mensaje Bautista 2000

La semana pasada, el Comité de Credenciales respondió, bueno, más o menos. Después de tomarse un año para revisar el asunto, la presidenta del Comité de Credenciales, Linda Cooper, anunció lo siguiente a los delegados durante la convención:

Basándonos en la información disponible en la actualidad, incluyendo la comunicación directa con el pastor Rick Warren […] hemos llegado a la conclusión de que todavía no estamos preparados para hacer una recomendación con respecto a la Iglesia Saddleback, reconociendo que hay diferentes opiniones con respecto a la intención del cargo de pastor como se indica en la Fe y Mensaje Bautista 2000.

Convención Bautista del Sur 2022, Respuesta del Comité de Credenciales

Según los miembros del Comité de Credenciales, las palabras de Fe y Mensaje Bautista no son claras, sino confusas. Además, las páginas de las Escrituras sobre el tema no podían ser absolutas. Por lo tanto, fue necesario otro año para determinar lo que significaban las palabras de las páginas.

En el centro de la problemática está si el «cargo» del pastor podía separarse del «don» de un pastor. Rick Warren acabó tomando el micrófono en la convención y explicando brevemente la división de estas dos ideas como justificación de la ordenación de mujeres en Saddleback. Según algunos, mientras que el cargo de pastor estaba vinculado a los hombres (por ahora), el don de pastor podía identificarse en cualquier género. Las palabras cargo y función se utilizan a menudo de esta manera dicotómica.

Los defensores de las pastoras rara vez utilizan las Escrituras para proporcionar un apoyo positivo a su posición. En cambio, se dedican a la gimnasia hermenéutica, a las ofuscaciones y a las manipulaciones bíblicas para lograr sus objetivos.

Las «feministas evangélicas» utilizan las mismas tácticas que las del ejemplo anterior:

  1. Primero, ignoran el significado de las palabras. Por ejemplo, según algunos, el hecho de que un anciano sea «marido de una sola mujer» (1 Timoteo 3:2) no significa que una mujer no pueda optar a esa función. Además, la prohibición de que «las mujeres enseñen a los hombres o ejerzan autoridad sobre ellos» (1 Timoteo 2:12) no puede significar lo que dice, ya que no concuerda con una comprensión moderna de las funciones de la mujer.
  2. Luego, desvinculan y redefinen el significado de la(s) palabra(s). Por ejemplo, las feministas evangélicas separan la idea del «don» de un pastor del «cargo» de un pastor. Una vez aceptadas estas ideas, se puede proceder a la ordenación.
  3. Luego, las feministas evangélicas ejercen su libertad autónoma para operar como les parezca, en contra de las Escrituras, y establecer el tipo de iglesia que deseen, según sus reglas.
  4. Por último, exigen que los demás acepten su posición como verdad. Cualquiera que no esté de acuerdo será avergonzado mediante insultos (patriarcado, misógino, fanático, sexista), etc.

¿Te es familiar? Debería. Este guion ha sido utilizado constantemente por las feministas, tanto para abogar por el abandono de los roles de género, como para intentar usurpar la autoridad soberana de Cristo sobre su iglesia. Ya sea el binario de género (masculino/femenino) o la autoridad dada por Dios a los hombres calificados en el púlpito, las feministas buscan destruir lo que Dios ha establecido.

Las pastoras no son pastores. Son feministas que odian la autoridad de Dios y harán lo que sea necesario para ignorar las Escrituras en beneficio personal.

Reflexiones finales

Como alguien que proviene de un trasfondo pentecostal/carismático africano, he crecido en una cultura matriarcal con expresiones eclesiásticas naturalmente igualitarias. Ver a las mujeres liderando el ministerio y predicando en los púlpitos era algo normativo.

Para mí, la cuestión del complementarismo bíblico nunca ha sido una cuestión de expresión patriarcal equivocada de la dominación masculina. Por el contrario, como he escrito anteriormente sobre mis experiencias con falsos maestros, solo he buscado aprender lo que la Escritura tiene que decir sobre estas doctrinas esenciales. Ahora, solo busco obedecer la Escritura.

En cuanto a las mujeres pastoras, la Escritura es clara. La Escritura no habla en absoluto de mujeres pastoras o ancianas. Sin embargo, hay muchos roles importantes para las mujeres en la iglesia. Recientemente en G3 Ministries, publicamos un video de la Conferencia Nacional G3 2020, donde a Josh Buice, Presidente de G3 Ministries, se le hizo una pregunta sobre el complementarismo durante una sesión de preguntas y respuestas. Su respuesta fue reflexiva y precisa.

En los próximos días, los bautistas del sur tendrán que tomar una decisión. ¿Serán las Escrituras suficientes para determinar cómo debe funcionar la iglesia de Cristo, o las feministas ganarán el púlpito y destruirán lo que queda de sus iglesias?

Publicado originalmente en g3min.org

Artículo anterior¿Es posible tener dominio propio?
Artículo siguienteSimpáticamente llevándote al infierno
Virgil L. Walker es el Director Ejecutivo de Operaciones de G3 Ministries, autor y conferenciante. Es el co-presentador del Podcast Just Thinking. Virgil es un apasionado de la enseñanza, la formación de discípulos y de compartir el Evangelio de Jesucristo. Virgil y su esposa Tomeka han estado casados por 26 años y tienen tres hijos.