En esta tercera y última entrega de artículos acerca del Programa Bíblico Logos quisiera enfocarme en la labor del pastor. Todo lo visto anteriormente se igualmente aplica a la vida de los pastores. Como creyentes, necesitamos desarrollar nuestras vidas espirituales y ejercitarnos para la piedad. De hecho, de ahí depende en gran medida la eficacia de nuestros ministerios (1 Tim 4:16). Como pastores, estamos llamados a manejar la Palabra de Dios con precisión, y para esto Logos es un compañero genial.

Por razones de espacio no podremos aquí tratar todos los aspectos de la vida pastoral. Me limitaré a tan sólo dos de ellos: la predicación y la consejería.

PREDICACIÓN

Logos nos ayudará a lo largo de todo el proceso de preparación. Ya sea que decidas utilizar el escritor de sermones del programa, o utilizar un procesador externo al mismo, Logos te ahorrará muchas horas de investigación. Puedes acomodar el escritorio del programa con todos los utensilios que vas a necesitar. En lugar de tener toda tu oficina repleta de libros, diccionarios y comentarios,  tendrás todos tus materiales en las pantallas (recomiendo el uso de una pantalla adicional). Puedes dividir la tu escritorio digital en recuadros, dos o tres columnas, pantalla completa… como gustes; colocar las Biblias en una columna, los léxicos y diccionarios en otra, y los comentarios en otra. La versatilidad te ayudará a acomodarte según tus preferencias.

Digamos que vas predicar una serie de sermones acerca de un libro del Nuevo Testamento. Necesitarás indagar acerca del libro en cuestión. Escribe el nombre del libro bíblico en la barra de comando y, sin todavía hacer clic en ENTER, observa las opciones que se abren; debajo de “herramientas” verás que puedes seleccionar la enciclopedia bíblica y diferentes artículos sobre tu libro. Del mismo modo, bajo “entorno” hallarás libros y comentarios cuyo material introductorio te equipará con todo lo que necesitas para el reto que tienes por delante.

Pero asumamos ahora que ya estás predicando la serie, y que tu próximo mensaje será una exposición de Filipenses 2:5-11. Puedes escribir Fil 2.5-11 en la barra de comando y abrir el entorno de estudio de pasaje. Automáticamente Logos te abrirá el texto bíblico en un recuadro, biblias de estudio y comentarios en otro recuadro y la guía de pasajes en otro recuadro. La guía de pasajes te dará acceso a todos los comentarios de tu biblioteca que traten con tu texto, además de ofrecerte una lista de otros recursos que te pueden ser de utilidad, como pasajes paralelos, referencias cruzadas, listas de palabras importantes, etc.

¿Y qué si eres principiante? Logos ha equipado a los predicadores con otra herramienta; una que puede abrirte las puertas para una vida disciplinada en el estudio bíblico pastoral: la guía de preparación de sermones. Con ella, aun el predicador menos experimentado puede ver su trabajo menos intimidante. Es una guía que paso a paso te ayudará en el proceso de preparación. El primer paso tiene que ver con la preparación del predicador, orando, leyendo, identificando temas, etc. El segundo paso te sumergirá en el texto bíblico. Y así sucesivamente cubrirás todos los aspectos de tu estudio hasta ayudarte a elaborar y escribir el sermón mismo.

¿Dónde tomas las notas de tus estudios exegéticos? Quizás usas lápiz y papel para diagramar el pasaje bíblico y ver de manera ilustrada todo lo que éste contiene. Logos te puede ayudar. Una de sus herramientas se llama “lienzo”. Es como si contaras con un gran lienzo en el que puedes desglosar tu texto, analizarlo, tomar notas, usar resaltado de diferentes colores y formas, conectar las diferentes partes con líneas y flechas, incluso hasta dibujar. Realizar la labor exegética nunca había sido más fácil. De ahí podrás derivar la idea central, los encabezados de tu bosquejo, estudios de palabras y muchas otras cosas más.

He estado hablando del sermón, pero todo esto también aplica para la preparación de clases bíblicas. Con Logos te será muy fácil integrar diapositivas e ilustraciones a tus materiales. Tus presentaciones alcanzarán un nivel superior, desde los textos bíblicos hasta los mapas, recuadros y objetos que puedes compartir.

Les he hablado de la guía de sermones y del escritor de sermones. Pero hay dos herramientas adicionales que no quisiera dejar de mencionar. Me refiero al presentador de sermones y al administrador de sermones. La primera nos permite pasar del estudio a la presentación del mensaje. El contenido que tenemos en el documento puede ser utilizado en el momento de la entrega del sermón con sólo activar el botón Predicar de la esquina superior derecha. Y recuerda, Logos también funciona en tu tableta, desde la cual puede exponer el documento que preparaste sin salir de Logos. También podemos hacer uso del temporizador que nos permitirá mantener control del tiempo para cada una de las partes del sermón. Maravilloso, ¿no? Además contamos con el administrador de sermones; una herramienta con la cual planificar todos los sermones que darás en determinada serie o durante el año, al mismo tiempo que te permite visualizar todos los sermones que ya has ido preparando en el tiempo. Como el buen vino, Logos mejora con el tiempo, y se preocupa por suplir nuestras verdaderas necesidades.

CONSEJERÍA

El segundo aspecto de la vida pastoral al que me gustaría hacer referencia es el que tiene que ver con el cuidado de las almas o la consejería. Con los sermones nos preparamos para hablar a toda la congregación. Con la consejería nos preparamos para hablar a individuos y a parejas. La preparación es diferente, pero no menos importante. Tratar con el alma humana requiere de mucha destreza y madurez para poner la Palabra de Dios en la mente de nuestros aconsejados y motivarles a actuar según la luz que nos brinda. Los problemas con que lidiamos en nuestras oficinas pueden ser parecidos unos de otros, pero nunca son exactamente iguales. Eso nos llevará una y otra vez a la fuente de toda sabiduría, la Palabra de Dios, que es lo único que puede transformar corazones.

¿Tiene Logos algo que nos pueda ayudar en esta tarea? Por supuesto que sí. Contamos con los libros y las herramientas de estudio que hemos mencionado anteriormente, permitiéndonos aprender así acerca de la drogadicción, de la resolución de conflictos, de la ira, de la buena comunicación, y todos los temas que comúnmente se tratan en las consejerías. Añade los cursos de capacitación para consejeros que Faithlife ofrece, y tus ovejas no podrán obviar tu aprovechamiento y desarrollo ministerial. Pero además de todo esto, también tenemos la guía de consejería. Con tan sólo escribir el tema que estamos tratando con el aconsejado, en cuestión de segundos Logos nos brinda definiciones, ejemplos bíblicos y recomendaciones de libros.

¿Qué más diré? Acércate a otros usuarios y pregúntales. Chequea por ti mismo el sitio web de Logos (https://es.logos.com). Como les decía, utilizo el programa todos los días, sea para mi propia edificación o para cuidar las almas de los demás; ya sea en mi computador, en mi tableta o en mi teléfono. Mi Logos y yo somos inseparables, y ha sido un placer introducirte a mi “amigo”.